¿Qué es la ArteTerapia?

(con orientación antroposófica)


Sus inicios

La ArteTerapia con orientacion antroposófica se desarrolla desde la primera mitad del siglo XX como fruto del trabajo conjunto entre médicos y artistas, como una ampliación de la medicina antroposófica (fundada por Rudolf Steiner e Ita Wegmann en Suiza). Se inicia en el año 1924, en la primera Clínica antroposófica en Suiza, por la Dra. Ita Wegmann (1878-1943) quien le encargó a la Dra. Margarethe Hauschka (1896-1980) médica y artista, que desarrollara ejercicios artísticos para favorecer los procesos de sanación de sus pacientes. El primer centro de formación de arte-terapeutas con orientación antroposófica fue creado por la Dra. Hauschka en Bad Boll, Alemania, en el año 1960.

La ArteTerapia con orientación antroposófica se diferencia de la ArteTerapia que surge en USA y Europa a mediadios del siglo XX fundada como un impulso psicoanalítico-psicológico. Hoy en día se practica la ArteTerapia con orientación antroposófica en numerosas clínicas y consultorios en todo el mundo, especialmente en Alemania, Suiza, Países Bajos y USA. Junto con la medicina antroposófica, la ArteTerapia con orientación antroposófica también está desarrollándose en Iberoamérica.

¿En qué consiste la ArteTerapia con orientación antroposófica?

La ArteTerapia con orientación antroposófica nos invita a transitar un proceso creativo individual, que se desarrolla a través del intercambio entre el cliente, el arteterapeuta y el trabajo artístico propiamente dicho. El trabajo artístico es propuesto y sugerido mayormente por el arteterapeuta, conociendo los efectos que poseen las diversas técnicas, los colores, las formas en relación a las leyes que actúan en el cosmos y en la tierra, despertando y activando las fuerzas correspondientes en el cuerpo humano. 

A través de varios encuentros se promueven procesos, transitando un camino de metamorfosis y transformaciones, buscando despertar las fuerzas creadoras que son al mismo tiempo fuerzas de auto-sanación y equilibrando aquellas unilateralidades que pueden conducir hacia una enfermedad. Sus efectos se hacen visibles y /o perceptibles en el ámbito físico, vital, anímico y espiritual. En el proceso de sanación el hombre íntegro puede ser activado e integrado… la participación constructiva y activa del paciente necesita ser ejercitada, siendo los procesos artísticos una posibilidad muy apropiada para ello.

A través de la ArteTerapia el alma aprende a relacionarse de manera nueva a través del asombro, para con el mundo y la vida, para poder abrirse y recibir lo nuevo. A través del arte podemos construir puentes entre el mundo interior y exterior, el cliente se vivencia creativo y activo con las cualidades el mundo y su propia alma.

El arte fue creado por el hombre, y si contemplamos las obras de arte que la humanidad creó a lo largo del tiempo, ella nos muestra que no surgió ni fue vivenciado como algo superfluo, sino que fue el medio para expresar su relación con el mundo sensorial como también divino-espiritual. La historia del arte nos revela la biografía más íntima de la humanidad.

Así es que el arte fue vivenciado como una actividad a través de la cual el hombre aprendió a encontrar un orden y armonía en su relación con la tierra y el mundo espiritual.

Las técnicas artísticas

Las técnicas que utilizamos son la plástica con el modelado, la pintura y el dibujo.

Los elementos y técnicas artísticas actúan de manera muy diferentes tanto en los procesos anímico-espirituales, como en los físico-corporales. Las formas y los colores nos rodean en el mundo visible, siendo ambos elementos la base para el trabajo artístico. La belleza y la armonía son aspectos muy presentes en nuestro camino, siendo la naturaleza exterior y sus leyes, una gran inspiración para nuestro trabajo, siendo el hombre un microcosmos que forma parte del macrocosmos.

En la pintura trabajamos con el color y la forma, y su relación con el hombre.  Utilizamos diversas técnicas como la acuarela con veladuras, pigmentos naturales y vegetales siendo la más frecuente la acuarela “húmedo sobre húmedo”, donde se trabaja sobre una hoja húmeda, ya que el alma fluye en el mundo del color y es allí donde puede fluir y brillar mejor, pudiendo armonizar aquí la relación de la vida psíquica con la vital (estimula la actividad glandular y activa el apetito). El alma misma vive entre las polaridades de luz y oscuridad, al igual que el ámbito en donde surge el color.   Si observamos atentamente los colores en el cielo entre la noche y el día y sus transiciones, podremos descubrir sus leyes, que son al mismo tiempo las leyes del alma. Por ello, después de un profundo trabajo y conocimiento el arteterapeuta con orientación antroposófica puede acompañar un proceso de sanación a través del color. Las cualidades vitales y anímicas del color están al servicio de la terapia correspondiente a cada necesidad.

El dibujo es utilizado en sus variadas formas: dibujo de objetos – figurativo, carbonilla, sombreado diagonal, tiza pastel, dibujo dinámico, geométrico y dibujo de formas. Con cada una de las técnicas promovemos un efecto diferente en el paciente.

En el modelado con arcilla, permeamos a la materia de movimiento y vitalidad, creando metamorfosis y transiciones, que nos permite vivenciar la forma, el límite, el sostén, el apoyo, la claridad y el orden en armonía. Activamos las fuerzas que hacen a la vida y al cuerpo porque como expresa Rudolf Steiner  ”en cada hombre habita un escultor” (R.Steiner, GA 308). También se pueden utilizar materiales como la madera y la piedra.

Campos y ámbitos de acción

La ArteTerapia es aplicada en el tratamiento y prevención de enfermedades corporales, psicosomáticas y psíquicas, tanto crónicas como agudas, así como también en problemas de desarrollo, crisis biográficas y en la medicina paliativa. Puede ser ofrecida a niños, jóvenes, adultos y ancianos. Se ofrece generalmente en consultorios privados, o en instituciones como hospitales, escuelas, clínicas, geriátricos, hospicios, centros psiquiátricos, etc., en forma individual, y a veces en forma grupal, pero con un seguimiento personal.